Orientación

A Víctimas

Qué hacer frente a un abuso

INDICADORES FÍSICOS

Algunos posibles indicadores:

  • Dificultad al caminar o al sentarse.
  • Ropa interior manchada, ensangrentada o rota.
  • Dolor, irritación o picazón en el área genital, ano o boca. De ser así, se recomienda no lavar al niño, niña o adolescente y acudir a algún centro de salud pública o servicio médico legal donde se le tomarán muestras.
  • Moretones o sangre en la parte externa de los órganos genitales, en el área vaginal o en el recto. Lesiones, desgarros o magulladuras en estas zonas. De ser así, se recomienda no lavar al niño, niña o adolescente y acudir a algún centro de salud.
  • Enrojecimiento, heridas o sangramiento inexplicables en la boca. De ser así, se recomienda no lavar al niño, niña o adolescente y acudir a algún centro de salud pública o servicio médico legal donde se le tomarán muestras.
  • Hematomas en otras partes del cuerpo.
  • Presencia de semen. De ser así, se recomienda no lavar al niño o niña y acudir a algún centro de salud pública o servicio médico legal donde se le tomarán muestras.
  • Infecciones o enfermedades venéreas, especialmente en adolescentes.
  • Embarazo.

INDICADORES CONDUCTUALES

Algunos posibles indicadores:

  • Pérdida de la autoestima y confianza en sí mismo.
  • Aislamiento, retraimiento, pérdida de la confianza en los adultos y depresión.
  • Desorden del apetito: pérdida del apetito, anorexia o bulimia.
  • Incapacidad para controlar esfínteres (cabe señalar que no en todos los casos la falta de control de esfínteres es señal de abuso sexual infantil).
  • Problemas de sueño: insomnio, miedo o pesadillas.
  • Llanto continuo. El niño se comporta como si fuera un bebé.
  • Excesiva agresividad.
  • Temor o rechazo hacia alguna persona o hacia algún lugar.
  • Bajo rendimiento escolar.
  • Conducta o conocimiento sexual sofisticado o raro para su edad. Masturbación excesiva, manifestación de mucho Interés en el tema o, por el contrario, lo evita.
  • Comportamiento seductor.
  • Conducta suicida.
  • Negación a asistir a la escuela, cambiarse de ropa y hacer educación física. Actos de delincuencia o escape.
  • Secretismo. Conducta muy sigilosa respecto del uso de Internet y del celular.
  • En los dibujos que hace: exceso de color rojo y negro, tétricos.
  • Respuestas ilógicas si se le pregunta por alguna herida en sus genitales.
  • Temor irracional ante un examen físico y concurrir a ciertos lugares.
  • Dolor o malestar estomacal, a menudo sin una razón identificable.

DENUNCIA

Cuando se tiene una sospecha fundada de que un niño, niña o adolescente está siendo (o ha sido) abusado sexualmente, es importante denunciar. Esto permitirá que se adopten medidas de protección a su favor, pudiendo comenzar antes un proceso de reparación psicológica y física. También facilitará que se pueda llevar a cabo una investigación más efectiva en la medida que los hechos son más recientes, y por ello sea más factible recabar mayor información. Asimismo, una pronta denuncia podría impedir que el potencial ofensor abuse sexualmente de otros.

La denuncia puede realizarla otra persona que no sea la víctima, sin embargo, esto no le da derecho a participar en el proceso. Las víctimas y quienes sean sus representantes sí pueden hacerlo.

De igual forma el Ministerio Público puede abrir una causa cuando se trata de un delito de acción pública. Esto significa que la Fiscalía puede iniciar una investigación al enterarse de la presunta comisión de un delito por cualquier otro medio.

OBLIGACIÓN DE DENUNCIAR

De acuerdo a la ley actual, entre quienes tienen la obligación de denunciar el caso a las autoridades figuran:

Profesionales y auxiliares de la salud, al notar señales de un abuso sexual.

Directores, inspectores y profesores de establecimientos educacionales, respecto a los abusos cometidos contra los alumnos o acontecidos en el establecimiento.

Estas personas tienen un plazo para realizar la denuncia de 24 horas luego de conocido el abuso sexual.

 

*Agradecemos a Fundación Stop It Now! (www.StopItNow.org) por permitirnos usar parte del contenido de su sitio web. En caso de que desee usar su material o citarlo, por favor contactar a Stop It Now!.